El español ecuatoguineano

CapturaHasta hace relativamente poco tiempo, la dialectología hispánica no ha empezado a interesarse por la variedad del español que se habla y se escribe en Guinea Ecuatorial. De hecho, cuando en la clase de bachillerato se trata el tema del español en el mundo y se pregunta por cuál es el único país del continente africano que lo tiene como lengua oficial, es raro que algún alumno levante la mano… y acierte. El desconocimiento sobre este pequeño país hermano que fue territorio español hasta hace tan solo 50 años es casi absoluto. Ni siquiera el estreno en 2015 de la película Palmeras en la nieve, ambientada en la Guinea Española y protagonizada por el ídolo juvenil Mario Casas, ha servido para atenuar esta ignorancia.

En el ámbito de la lingüística, tenemos que agradecer el interés por el español ecuatoguineano que han mostrado principalmente estudiosos como Germán de Granda, John M. Lipski y Antonio Quilis que comenzaron sus trabajos el último tercio del siglo pasado y que suponen la excepción que ha abierto el camino a otros investigadores. También ha significado un especial impulso para su consideración y estudio la creación de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua que se incorporó en 2016 a la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

Las causas del arrinconamiento u olvido del español ecuatoguineano responden a diversas razones; entre ellas:

  • Geográficas: Guinea Ecuatorial es un país alejado de su antigua metrópoli y de los países hispanoamericanos lo que hace que sea prácticamente desconocido en el ámbito hispano.
  • Estadísticas: su población no alcanza el millón de habitantes; un porcentaje mínimo de los más de 550 millones de hispanohablantes.
  • Políticas: tras la independencia, el dictador Macías (1968-1979) intentó borrar toda huella española a favor de su cultura y su lengua nativas; las relaciones bilaterales no mejoraron mucho con su sobrino, el actual dictador Teodoro Obiang Nguema, a pesar de que elevó el castellano a la categoría de lengua oficial.
  • Culturales: debido a que la ocupación efectiva del territorio por parte de España no se realizó hasta la segunda década del s. XX, a la incompleta formación de los nativos y a las cuestiones políticas mencionadas, la creación cultural en español que ha producido el país ha sido escasa y, por tanto, de nula repercusión en el mundo hispánico.

Entre las causas de esta postergación merecen capítulo aparte las lingüísticas. En primer lugar, hay que tener en cuenta que el español en Guinea no es lengua materna sino vehicular y de cultura. Al igual que ha sucedido en otros países africanos, la lengua del colonizador ha servido como elemento de unión y comunicación entre miembros de distintas etnias que, tras la descolonización, pasaron a formar parte de países nuevos cuyas fronteras habían delimitado los europeos en el reparto que del continente se hizo en el s. XIX. A pesar de ser un país pequeño, en él se hablan varias lenguas autóctonas de raíz bantú entre las que destacan el fang o pamue, el bubi y el combé o ndowé (única palabra con grupo consonántico prenasal recogida en el diccionario académico), pero, además, se utilizan dos criollos: el pichinglis de base inglesa en Bioko y la fá d’Ambó de base portuguesa en la isla de Annobón.

Precisamente por su singularidad, la situación lingüística ecuatoguineana supone un estímulo para los investigadores pues su análisis puede arrojar luz sobre todo en los estudios de dialectología, teoría del aprendizaje del español como L2, sociolingüística, contacto de lenguas o criollística.

Dicha excepcionalidad y la escasa atención que se le ha prestado han hecho que, todavía hoy, el estudioso interesado en esta variedad del español se enfrente al problema que supone delimitar cuáles de sus rasgos son desviaciones de la norma y cuáles, peculiaridades dialectales debidas a su calidad de L2 expuesta a las influencias adstráticas de las lenguas autóctonas y los criollos. Un problema que, como todos aquellos a los que nos enfrentamos habitualmente, solo se resuelve con el trabajo concienzudo e ilusionado de los investigadores.

                                                                                     Entrada realizada por Antonio Santos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s